Dieta hiperproteica

La semana pasada cuando empezamos la actividad En línea con El Arrullo una de las participantes se extraño al ver hidratos de carbono en nuestra dieta de adelgazamiento y nos pregunto sobre nuestra opinión sobre las dietas hiperprotéicas. Como muchos ya podréis imaginar en El Arrullo no apoyamos este tipo de alimentación.

Nuestra dieta de elección es la Dieta Mediterránea:

(Información sacada del árticulo: La dieta mediterránea está de moda Mª T. LEÓN ESPINOSA DE LOS MONTEROS, Mª D. CASTILLO SÁNCHEZ, 2002)

[box] Consumo elevado de frutas y verduras.

Consumo elevado de legumbres y cereales.

Uso de aceite de oliva como lípido principal.

Regular consumo de pescado. [/box]

Este patrón de alimentación se repite en los países de la cuenca Mediterránea. Se ha demostrado que siguiendo estos hábitos podemos prevenir enfermedades tan importantes como el cáncer, la obesidad, infartos… Por eso aunque queramos hacer dieta debemos seguir estas indicaciones y mantener los hidratos de carbono en nuestra alimentación.

En nuestra rutina los hidratos de carbono deben estar presentes en más de un 50%, es verdad que cuando empezamos un régimen de adelgazamiento es difícil mantener este porcentaje. Pero lo importante es no reducirlos de manera exagerada porque sino comprometeremos la salud de nuestro organismo.

Una dieta hiperprotéica a priori parece más eficaz porque vamos a perder más líquidos en la fase inicial del programa, estamos adelgazando de una manera ficticia pues el peso lo reducimos a costa de perder líquidos no grasa. La razón: porque los hidratos necesitan el doble de agua que las proteínas en su metabolismo, si no consumimos hidratos, todo el líquido que dejemos de utilizar lo eliminamos, pero perdemos agua no grasa. Cuando normalicemos nuestra alimentación recuperamos rápidamente este líquido y por tanto volvemos a engordar. En el efecto rebote de una dieta hiperproteica se puede llegar a recuperar el doble de peso perdido.

Cuando consumimos muchas proteínas, nuestros riñones a la larga pueden sufrir más enfermedades porque los estamos sobrecargando a trabajar (hiperfiltración de urea).

Las dietas hiperprotéicas suelen ser ricas en grasas también. Algo que no beneficia a tu corazón para nada.casa rural el arrullo

Nuestro sistema nervioso necesita glucosa para funcionar. Si eliminamos los hidratos de carbono obligamos a las células a tirar de las grasas para obtener energía, el resultado de este consumo son los cuerpos cetónicos que provocaran la cetosis en el organismo. La cetosis (presencia de cetonas en sangre) a corto plazo no es peligrosa, pero una cetosis prolongada, puede tener consecuencias muy negativas en determinados órganos como el páncreas. Para que nos hagamos una idea una cetosis en embarazadas puede provocar malformaciones en el feto.

Resumiendo: la mejor forma de adelgazar es comer. Comer alimentos de todos los grupos de una forma equilibrada. Protegeremos nuestro cuerpo de enfermedades. Perderemos grasa, eso sí, de una forma más lenta. Nuestro adelgazamiento además de seguro será eficaz pues reduciremos el riesgo del indeseado efecto yo-yo.

Asi que chicas, podéis seguir comiendo hidratos en vuestra dieta de adelgazamiento. Ánimo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *